De acuerdo con la encuesta Cadem de inicios de abril, un 41% considera que el delito que genera mayor preocupación o temor es el robo en la vivienda, seguido de la encerrona o portonazo (38%) y robo o hurto en espacios públicos (33%).[1] Ante este panorama, ¿cómo puede la tecnología aportar a un mejor control y monitoreo?

Vivimos en un mundo hiperconectado donde la información -en general- es instantánea y al alcance de la mano. En esta línea, se ha innovado incorporando tecnología que nos conecta con nuestro hogar o negocio y permite gestionar los mismos, contribuyendo a aumentar la prevención del delito dado que se facilita la información del uso de los sistemas de seguridad, ya sean alarmas, cámaras de seguridad, sensores de movimiento, botones de pánico y video analítica, que permite saber cuándo personas y no animales merodean en cierta parte de la casa o, incluso, manejar diversas funcionalidades cotidianas desde el celular, como es el encendido o apagado de luces.

Felipe García, gerente general de ADT Chile, revela que “el consumo de la App que creamos para monitorear las cámaras de seguridad ha aumentado en un 30% desde su lanzamiento a fines de 2019, justo cercano al inicio de la pandemia, convirtiéndose en uno de los mecanismos de seguridad preferidos por las familias en Chile”.

Además, “la herramienta ha evolucionado, ya que a partir de este año existe acceso a las grabaciones en HD durante las 24 horas y hasta por siete días, almacenándose en la nube e incluyendo la capacidad de crear distintos códigos de usuarios para los integrantes de la vivienda”, agrega García.

Video analítica

Una de las tecnologías que ha permitido aportar a la vigilancia durante el regreso a la presencialidad es la video analítica. “Como tecnología remota, la video analítica permite detectar movimientos e incluso distinguir si se trata de un animal o una persona. Las cámaras inteligentes analizan si hay vehículos estacionados en cierto límite de la entrada o si hay movimiento al interior de la casa, enviando notificaciones a la App personal o panel de control en la Tablet”, detalla el gerente general de ADT Chile.

El ejecutivo explica que, si la persona o los habitantes del hogar se encuentran fuera de casa y se activa la alarma, se emite una señal directa al centro de control de la empresa de seguridad y al usuario se le envía un video de cinco segundos al correo electrónico para verificar el evento y detectar si existe o no intrusión.

Automatización inteligente

Otro innovador mecanismo para la prevención de delitos es la automatización inteligente, que posibilita el encendido y apagado de luces en cierto horario y día, y establecer diversas reglas personalizadas, como recibir alertas en caso de salir sin activar el sistema de alarma.

“Las funciones de seguridad óptimas van de la mano de prevenir, pero también de avanzar en el modelo de vivienda del futuro, donde es posible controlar y monitorear las funciones básicas del hogar, climatización, consumo de electricidad, luces, apertura de puertas, aportando a la seguridad y a la propia eficiencia de recursos en el hogar. Y qué mejor que poder hacerlo desde el propio celular o Tablet”, destaca Felipe García.

Shares: