El programa de sostenibilidad y economía circular de ALPESCAS y SONAPESCA, “Redes de América”, al que se ha sumado Comberplast con su programa “Atando Cabos”, cuyo propósito es descontaminar las playas y los océanos, recolectando redes de pesca y cabos; y Karün, empresa B de la Patagonia, dedicada a la fabricación de anteojos ópticos y de sol a partir de materiales reciclados, principalmente residuos plásticos provenientes de la pesca.

Tras esta alianza, Comberplast, Karün y la Sociedad Nacional de Pesca, se unen para ampliar este programa creando un proyecto que incluye a los pescadores artesanales de la Federación de Hualaihué, Región de Los Lagos, liderada por José Alvarado. Los pescadores de la zona fueron capacitados en una primera etapa para aprender a reconocer los tipos de plásticos y otros desechos de redes y cabos de su costa y, luego, formaron un equipo de recolección que durante más de 3 meses ha logrado recolectar más de 2 toneladas de residuos desde las playas de sus costas. Como parte del programa, se realizó un operativo oftalmológico que benefició a 50 personas de la comunidad, seleccionadas por los mismos pescadores, los que ahora reciben los lentes diseñados especialmente para ellos por Karün. 

Parte relevante del proyecto consiste en que las mismas redes y cabos de pesca y acuicultura recolectados por los pescadores se transforman en anteojos ópticos para los participantes.

El pescador artesanal, Juan Soto, dirigente de la pesca artesanal y beneficiario del operativo, se mostró agradecido e indicó que “este programa tiene mucha importancia, los pescadores y los recolectores requieren de lentes ópticos, pero éstos no siempre están al alcance de todos… Este proyecto nos ha brindado una gran ayuda y esperamos que se pueda seguir replicando en otras regiones”.

Osciel Velásquez, presidente de SONAPESCA y ALPESCAS, declaró que “dado el éxito que hemos logrado a nivel nacional e internacional con ‘Redes de América’, era primordial incluir a la pesca artesanal chilena. Este piloto nos llena de orgullo porque representa la primera piedra para fomentar y comprometer a todo el ecosistema pesquero social en la sustentabilidad y cuidado de nuestros mares. Ya hemos tomado contacto con otras organizaciones de pesca artesanal en diversas regiones del país y todos tienen mucho interés en incorporarse al programa, pero era importante hacer un piloto y aprender las enseñanzas que este primer operativo nos ha dejado. Bajo parámetros que son medibles y con volúmenes que aportan a una descontaminación real de vertederos y mares”. Y añadió, “esperamos que la autoridad nos ayude a potenciar y convertir este programa de reciclaje de redes de pesca en una política pública para todo Chile”.

En tanto, Beltrán Orrego, Development Manager de Atando Cabos, señaló que “nosotros hacemos productos que tienen gran tracción de demanda, como los pallets, productos para la minería, entre otros, logramos mover muchos kilogramos, traccionando grandes volúmenes de residuos plásticos desde el mar. Muchos de ellos van dirigidos a las empresas, pero en esta oportunidad hemos hecho una alianza con Karün, donde su producto final va en directo beneficio para las personas, y que así puedan conocer de manera práctica qué es la economía circular”.


Carlos Aubert, Head of Impact de Karün, comentó que “en noviembre del año pasado nos reunimos con Atando Cabos, Sonapesca y la comunidad de Hualaihué para idear este proyecto, dirigido especialmente para que los pescadores de la Patagonia de Chile puedan hacerse cargo de sus residuos e incentivar a otras comunas y pescadores a seguir su ejemplo y reciclar. Tangibilizar el reciclaje convirtiéndolo en otro producto, en este caso, en lentes ópticos en beneficio para las comunidades, fue fundamental para lograrlo”.

José Alvarado, dirigente de la Federación de Pescadores de Hualaihué, indicó “somos una organización que siempre está preocupada del medio ambiente. Por ello, agradecemos a Karün, quienes tuvieron la gentileza de llevar adelante este proyecto. Hoy estamos reciclando cabos y elementos de pesca que estaban en las playas para tener un medioambiente más sano y limpio”.

Redes de América

El programa de reciclaje de redes de pesca en desuso nació en Chile y se han entregado más de 6.000 toneladas de este material, con el que confeccionan, lentes, juguetes y juegos infantiles, ropa deportiva, entre otros- ha tenido un gran éxito en la pesca industrial chilena y se ha extendido a países como Panamá, Perú, Argentina, Ecuador y México.