Esta semana, Orizon Seafood, empresa pesquera chilena líder en el desarrollo de productos en base a proteína de jurel, y que forma parte del holding Nutrisco S.A., firmó un acuerdo con el Centro Tecnológico para la Innovación Alimentaria (CeTA), para instalar un nuevo Centro de Innovación en su principal complejo productivo ubicado en la comuna de Coronel, región del Biobío.

El objetivo es ofrecer tecnología de punta y equipos profesionales altamente capacitados para desarrollar pilotaje y prototipado de productos innovadores en base a materias primas locales, y colaborar con las necesidades de la industria agrícola y pesquera de la zona sur del país.

Este acuerdo es un hito que fortalece la relación de colaboración a largo plazo que existe entre Orizon Seafood, Nutrisco y el CeTA, potenciando el compromiso de ambas compañías con la excelencia, la mejora continua y el desarrollo de la innovación en la industria alimentaria nacional y regional del país. De este modo, estas instalaciones se suman al Centro de Innovación de CeTA Zona Norte, ubicado precisamente en la planta que tiene Orizon en la Región de Coquimbo.

Sobre el nuevo CeTA de Coronel, el gerente general de Nutrisco, Rigoberto Rojo, señaló que “en nuestra compañía queremos ser un puente dinamizador del ecosistema de innovación y emprendimiento en Chile, transformando la forma en que nos alimentamos. Estamos muy orgullosos que nuestra filial Orizon Seafood apoye esta causa y así potenciar a la industria alimentaria”

El gerente general de Orizon, Cristián Larraín, agregó que “nuestra empresa tiene como propósito liderar la nutrición sostenible desde el mar, lo cual implica elevar nuestros niveles de innovación y tecnología en todos nuestros procesos. Esta alianza nos entrega un importante impulso para cumplir con estos objetivos, y además tiene la virtud de que nos permite seguir contribuyendo a mejorar el entorno donde vivimos, al darle valor a las materias primas locales y apoyar a los emprendedores junto a la economía regional”.

Un convenio para potenciar actores y materias primas locales

El convenio de CeTA y Orizon Seafood para crear el Centro de Innovación Zona Sur en Coronel se materializará mediante un comodato que tendrá una duración de 20 años y viene a impulsar el desarrollo de la innovación en la economía regional, promoviendo el uso de materias primas locales y ofreciendo en estas nuevas instalaciones los servicios de prototipado y pilotaje, especialmente adaptados a las necesidades de la industria pesquera.

La infraestructura del nuevo Centro contará con equipos de última generación y profesionales altamente capacitados, albergando líneas productivas principalmente destinadas a procesos de deshidratación y extracción de aceites, con especial énfasis en colaborar con el mundo pesquero de la zona.

La decisión de emplazar el Centro Tecnológico para la Innovación Alimentaria en la comuna de Coronel, obedece a que ésta es una zona estratégica para la innovación en este sector, al tratarse de una región pujante, con visión de futuro y que alberga un activo ecosistema innovador local.

“Tenemos un nuevo espacio para instalar nuestro Centro de innovación Sur en la comuna de Coronel, lo que ha sido posible gracias al aporte de la empresa Orizon, fortaleciendo el compromiso con la zona y nuestra Corporación. El Bío Bío es una zona pujante, llena de ideas, proyectos y desafíos, con un capital humano extraordinario, con mujeres y hombres de mucho esfuerzo que han sabido superar las adversidades y asumir compromisos para impulsar una economía local innovadora y sostenible. Queremos colaborar con esta misión de largo plazo emplazando este Centro que aportará servicios, tecnologías de punta y equipos profesionales de excelencia, para que grandes empresas, pymes y emprendimientos de los distintos sectores productivos de la zona sur puedan desarrollar sus proyectos y llegar a lograr sus sueños”, señaló Mariana Soto Urzúa, Gerenta General de CENEM y Presidenta del Directorio de CeTA Alimentos. 

Shares: