Con el regreso a clases en marcha y la llegada inminente del otoño, se hace necesario reconsiderar algunos consejos fundamentales para garantizar una refrigeración adecuada de nuestro alimentos, en especial el de las colaciones escolares, para que estos no se descompongan con la variación de temperaturas y así asegurar la frescura y seguridad de estos durante esta temporada de transición.

Esto debido a que el cambio de estaciones, especialmente de verano a otoño, conlleva variaciones significativas en las condiciones climáticas, lo que afecta la forma en que debemos conservar las colaciones escolares. Durante el verano, el calor intenso puede provocar que los alimentos se descompongan más rápido, mientras que el clima más fresco del otoño ofrece un entorno más propicio para mantener los alimentos frescos por más tiempo. 

En este contexto, LG Electronics presenta eficaces recomendaciones detalladas por grupos alimenticios para ayudar a las familias a mantener las colaciones escolares frescas y seguras en todo momento:

Frutas y verduras adecuadas para refrigerar: Es recomendable almacenar las frutas y verduras frescas en recipientes herméticos o bolsas selladas para mantener su frescura y prevenir la contaminación cruzada. Un consejo práctico es, por ejemplo, pelar y cortar en palitos las zanahorias y pepinos antes de almacenarlos en agua fría para mantener su frescura y crocancia. Un sector ideal para guardar las frutas y verduras es en la parte inferior del refrigerador, dado que es donde la temperatura tiende a ser más alta y más estable, lo que ayuda a preservar la frescura y sabor durante más tiempo

Productos lácteos seguros: Los lácteos se deben colocar en la parte central del refrigerador debido a la temperatura más constante en esta área, lo que ayuda a mantener su frescura y calidad. Además, esta ubicación reduce el riesgo de contaminación cruzada con otros alimentos y facilita su acceso para un uso conveniente en el día a día. De igual manera es necesario destacar que los productos lácteos deben permanecer cerrados herméticamente para evitar la contaminación y la pérdida de frescura.

Alternativas de proteínas: La recomendación es almacenarlas en envases herméticos para mantener su frescura y prevenir la contaminación con otros alimentos. Esto se aplica tanto al jamón de pavo o pollo, como a huevos duros, asegurando su conservación óptima. Además, se  recomienda mantener una variedad de opciones, como quesos en porciones individuales o en papel encerado y en recipientes adecuados para mantener su frescura y evitar que se seque. 

Es importante ajustar la temperatura del refrigerador a aproximadamente 4°Celsius para garantizar una refrigeración óptima de los alimentos perecederos. 

Para conocer más sobre estas y otras recomendaciones de la marca, visita su sitio web www.lg.com/cl o a través de sus redes sociales @lg_chile

Shares: