Hace algunos años, la Fundación Koinomadelfia decidió eliminar la calefacción a leña de sus hogares de acogida, pensando en la salud y en la seguridad de los 60 niños de entre 2 y 18 años que están bajo su cuidado.

Para reemplazar ese sistema, y tomando en cuenta las bajas temperaturas que se han registrado en la capital sin que ni siquiera haya llegado el invierno, la institución optó por equipos de aire acondicionado.

«Midea Carrier Chile nos ha aportado un sistema de calefacción innovador, que salió al mercado a fines del año pasado. Se trata del Midea Xtreme Heat. De hecho, usaron como piloto a la fundación para ver los beneficios que otorga este tipo de sistema», comentó la encargada de Provisión y Mantención de Koinomadelfia, María Fernanda Espinoza. 

El jefe de productos HVAC de la compañía, Pierre Dréano, afirmó que «el propósito de Midea Carrier Chile es poner el aire acondicionado al alcance de todos. Por eso, instalamos en la Fundación Koinomadelfia el nuevo equipo consola».

«Midea lanzó el nuevo equipo Xtreme Heat, que si bien funciona en modo frío y en modo calor, tiene una salida de aire adicional que lo hace más cómodo en modo calefacción. Los estudios indican que la mejor forma de climatizar es el aire acondicionado, porque en modo calefacción genera energía limpia, segura y eficiente», detalló Dréano.

Asimismo, explicó que «el equipo consola se instala a ras de suelo, donde tiene una salida de aire adicional para dar un efecto de piso radiante».

Una de las cuidadoras de los niños, Marisol Buendía, manifestó que «el aire acondicionado nos cambió la vida. Es más acogedor, tanto en verano como en invierno, y es seguro, así que es ideal».

Espinoza coincidió: «La experiencia ha sido fabulosa para los adolescentes, para ellos ha sido súper favorable llegar del colegio y que la casa esté calefaccionada, sentir que no solo el espacio de living comedor se calefacciona, sino que además cubre gran parte de la casa, pasillo y dormitorios». En ese sentido, agradeció la alianza e indicó que «es maravilloso ver cómo los niños, al llegar a sus casas, sienten este calor de hogar».

Dréano también valoró la colaboración: «Ver a los niños de la Fundación Koinomadelfia vivir un ambiente seguro y saludable, nos motiva a participar en más proyectos».

Shares: