Hoy es posible centralizar el control de acceso y el sistema de delivery de una comunidad, registrando de manera digital todos los movimientos que hay en ella.

La seguridad del hogar es una de las principales preocupaciones durante las vacaciones de invierno, donde muchas familias se ausentan por varios días y tanto casas como departamentos quedan solos.

Hoy, cuando los delitos de mayor connotación social tienen una tasa de 2.581,6 cada 100 mil habitantes, según datos publicados por el Centro de Estudios y Análisis de Delito (CEAD), de la Subsecretaría de Prevención del Delito, es imprescindible contar con tecnología de punta para controlar la seguridad, sobre todo, a distancia.

Es el caso de Smartki, una solución integral de control de acceso de Scharfstein, que puede ser descargada en cualquier Smartphone y permite el control de ingreso y salida de visitas, además de contestar remotamente el citófono de manera que la persona que está en la puerta del edificio no tiene cómo detectar que el dueño de casa no está en su hogar.

Smartki además incorpora una solución para edificios o condominios que permite el registro centralizado por parte de la administración y de conserjería de todas las personas que entran a la comunidad (propietarios, visitas, proveedores, trabajadores, deliveries), así como de todas las aperturas de las puertas peatonales y barreras vehiculares.

“Por ejemplo, si la familia sale de vacaciones, pero la señora del aseo va a limpiar o a regar las plantas, se puede tener un registro de sus horarios de entrada y salida y de los días que asistió”, indica Ricardo Mera, director de negocios del ecosistema de soluciones de control de accesos Smartki, un desarrollo propio de Scharfstein.

Por otra parte, además de brindar tranquilidad a los hogares, la contratación de Smarkti por parte de condominios y edificios implica una reducción de los gastos comunes, ya que no se requiere contratar personal extra de seguridad.

Shares: