• La autonomía es indispensable a la hora de comprar un móvil, ya que hoy los usuarios están constantemente poniendo a prueba su durabilidad para cumplir sus tareas diarias. Esto se refiere a la cantidad de tiempo que este puede funcionar sin volver a ser enchufado a la fuente de corriente. Eso sí, la batería no siempre tiene la exclusividad en este ámbito, ya que un smartphone con una configuración apta puede hacer que los procesos sean mucho más eficaces.

Actualmente en el mercado hay muchos tipos de batería, pero para identificar su rango es importante fijarse en la cantidad de miliamperios. Este elemento entrega un aproximado de la duración que puede tener en base a la autonomía; y su cifra indica la capacidad de batería. Por ejemplo, en el caso de 5.000 mAh, el celular permite el uso continuo de hasta 23 horas.

Sin embargo, para que un smartphone se considere dentro de un rango de autonomía aceptable, puede ir entre los 4.600 y 6.000 miliamperios. “Esto nos va a entregar una duración plena en la que se pueden realizar muchas funciones básicas, como llamar, escribir un mensaje, abrir redes sociales e incluso unas más pesadas, como usar aplicaciones para el trabajo o juegos que consumen mayor autonomía”, explicó Felipe Barra, Master Trainer de vivo Smartphone.

Algunas recomendaciones para una buena elección
Para escoger un dispositivo que tenga una vida útil eficaz, se recomienda un sistema de configuración que incluya tecnologías propias. De esta manera, es posible que el móvil tenga un menor consumo energético, lo que otorga mayor autonomía durante el día.

vivo Smartphone trabaja con un alto estándar en este ámbito mediante su “!rama extendida” en la versión 3.0, que permite usar muchas aplicaciones en un segundo plano. “También tenemos una protección de 24 dimensiones en el sistema de carga, que logra identificar algunas variaciones que puedan ser peligrosas para los dispositivos como el alza del voltaje, el amperaje o la temperatura”, agregó Barra.

¿Qué significa un sistema de protección de 24 dimensiones?
Se trata de un sistema que puede cubrir las variaciones que dañan los dispositivos, pero además cuida el complemento con el contexto completo del sistema de carga; es decir, batería, cable, porta usb, entre otros. Esto no solamente proporciona una gran autonomía en base a la configuración equilibrada de un dispositivo que permite una mayor duración durante el día -evitando cargar constantemente el teléfono-, sino que también lo protege frente a problemáticas propias de trabajar con electricidad.

Inteligencia artificial como habilitador de una mejor batería
Vivo Smartphone ha hecho de la inteligencia artificial una herramienta colaborativa para optimizar las baterías de sus dispositivos. Esto, a través de “Battery IA”, una herramienta que mejora múltiples procesos en sus diferentes líneas de celulares de manera inteligente. Es decir, aumenta la batería de un dispositivo entre 5% y 10%, sin llegar a comprometer su autonomía.

Esto se logra porque la inteligencia artificial logra identificar los hábitos de uso del teléfono, controla el flujo de carga para evitar problemas con el amperaje, voltaje o temperatura, gracias a su técnica de monitoreo constante. “Gracias a la inteligencia artificial que tienen incorporado nuestros teléfonos, se logra identificar los tiempos de uso que tiene la persona y por ende logra saber cuándo requiere una carga rápida”, explicó Barra.

“La IA logra identificar los hábitos de uso del teléfono. Por ejemplo, para alguien que está jugando y va a cargar el teléfono, la IA carga de manera rápida para poder tener mayor autonomía en esa instancia. Sin embargo, si se deja de jugar, la IA detecta eso y entra en un proceso de carga normal, para evitar el desgaste prematuro de la batería”, añadió Barra.

¿Sabías qué?
La mayoría de los dispositivos electrónicos modernos usan baterías de litio ionizado, que funcionan por una reacción química entre iones de litio y otros materiales. Esto genera la energía eléctrica que alimenta el dispositivo.

Actualizar el software de un dispositivo ayuda a mejorar el consumo de energía y también activa algunas funciones que reducen el deterioro de la batería.

Las baterías de los dispositivos actuales no deben descargarse completamente, ya que esto puede dañar la celda y reducir su vida útil. Se sugiere cargar antes de que alcance un nivel crítico.

Algunas funciones de los smartphones consumen mucha energía, por lo que es bueno desactivar herramientas como el Bluetooth, el GPS o las notificaciones constantes para ahorrar energía.

Shares: