Android 13 solucionará el mayor problema de seguridad del sistema operativo

 Android 13 solucionará el mayor problema de seguridad del sistema operativo

A Samsung Electronics Co. Galaxy Note Edge smartphone running the Android mobile operating system is arranged for a photograph in New York, U.S., on Tuesday, July 28, 2015. A researcher at a security firm revealed a hole in Android’s source code that hackers can exploit, if they have a phone’s number, with a text. Photographer: Chris Goodney/Bloomberg via Getty Images

Android 13 tiene entre manos un plan para acabar con el Malware que por tantos años ha afectado la seguridad de tu móvil.

Y es que al parecer el gran problema radica en la API de accesibilidad de Android, que permite que las aplicaciones maliciosas roben los datos de los usuarios fácilmente.

Por lo que Google ha tomado algunas medidas para limitar el uso de la API de accesibilidad a algunas aplicaciones sospechosas.

De hecho en el 2017, Google ya intentó restringir los servicios de accesibilidad para que algunas aplicaciones no abusaran de este permiso que se creo para resolver necesidades específicas de accesibilidad para personas con discapacidad.

Sin embargo, la compañía tuvo que dar marcha atrás después de recibir un sin fin de quejas por parte de los desarrolladores que utilizaban el servicio de forma legítima.

Pero ahora, Google parece estar dispuesto a seguir con las restricciones al uso del permiso de accesibilidad e incluirá en Android 13 una medida que restringirá el acceso a la API para las aplicaciones que el usuario ha descargado fuera de la Play Store.

714 688

Cabe destacar que Google actualizó recientemente los lineamientos de Google Play, especificando los requisitos que debe cumplir una aplicación para poder utilizar la API de accesibilidad de Android.

En esos lineamientos se determina que las aplicaciones dirigidas a Android 12 o posterior, tendrán que llenar un formulario de declaración de permiso para recibir la aprobación de Google Play para utilizar la API.

Asimismo, las apps deberán revelar a qué datos quieren acceder, dar las razones por las que los recopilan y cómo se utilizan dichos datos.

Con estas medidas es seguro que Google logre reducir el número de aplicaciones maliciosas que abusan de la API de accesibilidad, pero al mismo tiempo afectará a muchas aplicaciones no maliciosas que proponían funciones innovadoras a través de la API.

Contenido relacionado