TECNAUTAS

Esta aplicación eliminaría las fotos de desnudos de niños ¿cómo funciona?

 Esta aplicación eliminaría las fotos de desnudos de niños ¿cómo funciona?

En Japón se está desarrollando una aplicación que tiene por objetivo prevenir la explotación sexual de niños y adolescentes.

Sin duda se trata de un tema delicado, por lo que la función de la aplicación es eliminar las fotos de menores de forma automática del dispositivo.

Hasta ahora, la aplicación se encuentra en fase de prueba; fue desarrollada en colaboración con empresas tecnológicas, universidades, así como una estación de policía de una prefectura japonesa.

Desde el Japan Today se dijo que la relación entre los niños y las redes sociales está extremadamente entrelazada, por lo que la herramienta sirve para prevenir el abuso sexual.

¿Cómo funciona la aplicación?

Si bien la aplicación todavía no tiene nombre, es conocida como “Kodomamo” que viene de las combinaciones entre las palabras “niño” y “proteger” en japonés, y que utiliza tecnología de inteligencia artificial para reconocer fotos reveladoras.

Una vez descargado el teléfono, la aplicación escanerará cada foto para detectar desnudos, además podrá detectar imágenes de la parte inferior del abdomen, el pecho y los genitales desnudos.

Ahora bien ¿qué sucederá si se encuentran?, lo primero que hará “Kodomamo” es eliminar la foto y se enviará una notificación de advertencia al tutor del menor informando de la imagen.

Asimismo, también se desarrolla otra característica que requeriría el permiso de un tutor para eliminar la aplicación.

Lo importante de la aplicación y donde cobra relevancia es que está pensado para que esté instalado en el teléfono del menor, por lo que el control parental entra en función en el smartphone del tutor.

De esta forma, se puede proteger al menor de los delitos a los que podrían ser susceptibles mientras navegan en internet.

Ojo, no es una idea poco relevante; durante 2021 la policía de Japón encontró que casi 2 mil menores fueron víctimas de delitos cometidos en las redes sociales, y en un tercio de estos casos violaron las leyes de la pornografía infantil de Japón.

Contenido relacionado