TECNAUTAS

La actualización Windows 11 22H2 destroza el rendimiento de las tarjetas NVIDIA

 La actualización Windows 11 22H2 destroza el rendimiento de las tarjetas NVIDIA

Si has instalado la última gran actualización de Windows 11 y de repente los juegos se “congelan” o van a tirones, no es cosa de tu PC. Desde Windows 10 estamos acostumbrados a que, como un elefante en una cristalería, cada vez que hay una actualización de Windows arregla dos cosas y estropea cuatro. La última gran actualización Windows 11 22H2 destroza el rendimiento de las tarjetas gráficas NVIDIA en muchos juegos. Te explicamos cómo arreglarlo.

Windows 11 22H2 es la gran actualización semestral de Windows 11. Prácticamente es una instalación nueva, con cientos de correcciones de bugs y nuevas funciones en la interfaz y el funcionamiento del sistema.

Por desgracia, desde los tiempos de Windows 10, cada actualización importante de Windows suele tener “efectos secundarios”. Y en el caso de este Windows Update, se trata de una caída en picado del rendimiento de las tarjetas gráficas NVIDIA.

Muchos juegos, por ejemplo God of War, se congelan y van a golpes (el temido stuttering), volviéndose injugables. Seguramente tiene que ver con la novedad de Windows 11 22H2 que optimiza el bitrate variable y el HDR en los juegos que funcionan en ventana, no a pantalla completa. Por suerte NVIDIA ha reaccionado rápido, y ha lanzado un driver beta de emergencia que soluciona el problema. Puedes descargar el driver de emergencia desde esta página web del soporte técnico de NVIDIA. Solo hay que instalarlo, y listo.

Contenido relacionado