TECNAUTAS

La piratería está en auge

 La piratería está en auge

No hay duda de que, día de hoy, existe una enorme concurrencia de servicios de streaming de contenidos bajo demanda. Netflix, Amazon Prime, Disney+ y Apple TV+ son algunos de los más populares, pero la lista es mucho más larga e incluye a otros grandes como HBO y Hulu. Podríamos pensar que esto debería generar una gran competencia, lo que daría pie precios más competitivos y un ecosistema de contenidos atractivo, tres claves que al final harían posible reducir la piratería, pero la verdad es que está ocurriendo todo lo contrario.

Según una nueva información la piratería de contenidos multimedia (series y películas) se está incrementando muchos países, y esto se ha dejado notar en los datos que ha compartido la firma MUSO, afincada en Reino Unido y dedicada a realizar seguimientos del estado de la piratería. Según dicho informe, durante los primeros ocho meses de 2022 el tráfico a sitios dedicados a la piratería aumentó en un 21,9% en dicho país frente al mismo periodo del año anterior, una cifra que supone una subida enorme.

Haciendo una valoración general, durante ese periodo se registraron un total de 141.700 millones de visitas a sitios web dedicados a la piratería. Si hacemos una división por categorías nos damos cuenta de que un 46,6% de todas esas visitas tuvieron como objetivo principal la categoría «TV», seguido de «publicaciones» con un 27,8% y de «películas» con un 12,4%. Si te preguntas por qué lidera la categoría de televisión la respuesta es muy sencilla, y está relacionado con lo que te he contado en el párrafo de apertura de este artículo, la fragmentación de servicios de contenidos en streaming.

piratería

Piénsalo por un momento, un usuario que paga una suscripción a Netflix, por ejemplo, no tiene accesoa los contenidos exclusivos de Amazon Prime, ni a los de HBO, ni a los del resto de servicios rivales. ¿Puede ese usuario pagar la suscripción a todos ellos? ¿Merece la pena que lo haga si solo quiere ver una serie o un contenido concreto y después no volverá a utilizarlo? Creo que estas preguntas se responden solas, y explican a la perfección esta realidad, ese crecimiento de la piratería centrada en contenidos de televisión.

Entre enero y agosto de 2022, Estados Unidos fue el país que más contenidos pirateó ya que representó un 10,9% del total, lo que equivalen a 15.500 millones de visitas a páginas dedicadas a la piratería. En segundo lugar, quedó Rusia con 8.300 millones de visitas. El resto de las posiciones de cabeza las ocuparon India, China y Francia con 7.900 millones, 4.700 millones y 4.500 millones de visitas, respectivamente. Teniendo en cuenta las diferencias en cantidad de población es «todo un logro» que francia haya quedado tan cerca de China.

Como dato curioso, solo un 28,4% de los piratas tuvieron que recurrir a búsquedas para encontrar el contenido que estaban buscando, y casi un 62% del tráfico era directo, lo que quiere decir que la mayoría de los piratas sabían dónde tenían que ir para encontrar los contenidos que estaban buscando. En mi caso solo estoy suscrito a Netflix y a Amazon Prime, y la verdad es que no he sentido la necesidad de recurrir a la piratería, quizá porque mis obligaciones tampoco me dejan mucho tiempo libre.

Contenido relacionado