Netflix sube la apuesta por los videojuegos

 Netflix sube la apuesta por los videojuegos

Netflix anunció la adquisición de un nuevo estudio. Boss Fight Entertainment es un estudio de desarrollo de juegos móviles. Se fundó en 2013 y su experimentado equipo trabajó en juegos como Age of Empires, Star Wars: The Old Republic, CastleVille y Dungeon Boss.

«La misión de Boss Fight es ofrecer experiencias de juego sencillas, bellas y divertidas a nuestros jugadores, estén donde estén», afirman los fundadores de Boss Fight Entertainment. «El compromiso de Netflix de ofrecer juegos sin anuncios como parte de la membresía nos permite a los desarrolladores de videojuegos enfocarnos en crear experiencias atractivas sin preocuparnos por la monetización. Estamos encantados de unirnos a Netflix en esta etapa inicial y de poder continuar haciendo lo que nos apasiona mientras colaboramos para construir el futuro de los juegos en Netflix».

Netflix adquirió previamente Night School y Next Games, el nuevo estudio llega para complementar al equipo de desarrolladores que la compañía tiene para seguir impulsando su división de videojuegos.

Amir Rahimi, vicepresidente de estudios de Netflix, dijo en un comunicado que «la amplia experiencia de este estudio en la creación de juegos exitosos en todos los géneros ayudará a acelerar nuestra capacidad de proporcionar a los miembros de Netflix excelentes juegos donde quieran jugarlos».

La adquisición de estudios no es la única estrategia de la compañía. Recientemente se anunció una nueva serie interactiva basada en el popular juego Preguntados. Estas series interactivas han adquirido popularidad dentro de la plataforma y Netflix continúa explorando el potencial en ellas.

Contenido relacionado