¿Telegram Premium?

 ¿Telegram Premium?

Telegram es uno de los servicios de mensajería más populares de la actualidad y Telegram Premium podría ser el modelo de negocio en el que llevan trabajando tanto tiempo, pero que nunca llega a materializarse. O, al menos, una parte de este, habida cuenta de que Telegram es desde sus inicios hace casi una década hasta el día de hoy, totalmente gratuito.

La presunción de Telegram Premium no nace de la nada, sino de los hallazgos que habría hecho el experto en ingeniería inversa Alessandro Paluzzi, según publica en su cuenta en Twitter y recogen medios como Neowin. De acuerdo a esta información Telegram premium sería cuando menos una iniciativa en ciernes con algunas ideas un tanto deslavazadas por lo demás.

Así, algunos de los complementos que ofrecería la suscripción a un futurible Telegram Premium incluirían reacciones y stickers exclusivos, además de una suerte de identificador que distinguiría a los usuarios premium del resto. Nada que a simple vista parezca que pudiese animar a nadie a soltar ni un céntimo en compensación, dicho sea, pero cosas más raras pasan.

En todo caso, este vistazo no confirmado a lo que podría o no ser Telegram Premium es solo eso, un vistazo al que muy probablemente le falte parte importante del relleno de ser realidad. E incluso siendo cierto, no tiene por qué llegar a concretarse y se trata tan solo de pruebas internas de las compañía.

Sea como fuere, cabe recordar que, al margen de este Telegram Premium, Telegram ya ha planteado la introducción publicidad como método para generar ingresos, aunque por ahora no se ha visto nada implementado a lo grande, como parecían indicar esas noticias, pero en este caso no se descarta que vaya a hacerlo en breve.

De hecho, cuando suceda es posible que nos enteremos y podamos contártelo pronto, ya que como sabes -y si no lo sabes, toma nota- el canal de MC en Telegram desde el que puedes seguir todo lo que publicamos y al que te invitamos a unirte si es que no lo has hecho ya, es público y está abierto a todo el mundo.

Lo único que resulta a todas luces obvio es que Telegram necesita una fuente de ingresos, porque el dinero que ha aportado su fundador, Pavel Durov, es finito y los gastos de la infraestructura de Telegram tienen que dar miedo. Ese «espacio de almacenamiento ilimitado» del que presume la plataforma no es tal, o no lo será de manera indefinida y alguien tendrá que pagar por él.

Contenido relacionado