Twitter podría salirle muy caro a Elon Musk

 Twitter podría salirle muy caro a Elon Musk

Los planes de Elon Musk para hacerse con el control de Twitter parecen seguir adelante. Y es que si en un primer momento hizo pública su oferta de compra por 43.000 millones de dólares, ahora ha dado un paso más, al presentar ante la SEC, el regular estadounidense de los mercados, documentación que demuestra que cuenta con la financiación necesarias para llevar a cabo la compra. Según podemos comprobar en dicha documentación, Musk ha aportado cartas de compromiso por valor de 46.5oo millones de dólares para comprar todas las acciones ordinarias en circulación de Twitter y tomar el control.

La junta directiva de Twitter ha confirmado haber recibido esta oferta y estar estudiándola, y afirma que «se compromete a realizar una una revisión cuidadosa, exhaustiva y deliberada para determinar el curso de acción que cree que es lo mejor para la Compañía y todos los accionistas de Twitter».  Una respuesta muy adecuada y correcta que, no obstante, no nos da per se ninguna pista sobre qué decisión es más previsible que adopten finalmente.

Esa respuesta, como decía, no da señales ni en un sentido ni en otro, pero como te contábamos ayer, la junta de Twitter ya ha activado la famosa poison pill, lo que sí que nos invita a pensar que, al menos en primera instancia, los directivos prefieren que la operación no se lleve a cabo. Ya sea porque no coinciden con la visión de Musk, porque éste los ha amenazado con reducir sus salarios a cero, porque la figura del multimillonario no les inspira confianza o por una mezcla de todo lo anterior, podemos pensar que son más bien reacios.

En este punto, no obstante, es importante tener en cuenta que Musk no necesita del sí por parte de la junta directiva para llevar a cabo la compra de las acciones. Sin embargo, el CEO de Tesla debe intentar jugar la baza de la compra amistosa, para evitar que ante una acción hostil los directivos decidan hacer uso de la pastilla venenosa y generen nuevas acciones que diluyan la participación de Musk en el accionariado de Twitter.

Twitter podría salirle muy caro a Elon Musk

Pero más allá de eso, un aspecto muy interesante de la documentación presentada por Musk a la SEC muestra que parte del capital para la compra saldría de su propio bolsillo, pero que el resto tendría su origen en una combinación de deuda y líneas de crédito que, obviamente, generarán unos intereses destacables, al punto de que podrían alcanzar los mil millones de dólares anuales.

A esto debemos sumarle que si la junta de Twitter finalmente decide emitir un gran volumen de nuevas acciones, sin duda el valor de los títulos descenderá. Y eso obligaría a Musk a aportar más garantías para mantener las líneas de crédito y los préstamos, lo que a su vez elevaría el coste de la operación y los intereses que tendría que afrontar.

Así las cosas, parece que la única opción razonablemente segura para que Musk lleve a cabo esta operación pasa por hacerlo de manera amistosa con la actual junta de Twitter, pues son los únicos que pueden evitar que la operación se vuelva más y más onerosa con el paso del tiempo. Sin embargo, no parecen estar muy por la labor, y algunas de las declaraciones llevadas a cabo por Musk tampoco ayudan en este sentido.

Contenido relacionado