Virus magnéticos teledirigidos, el arma definitiva que prueba la ciencia contra los tumores

 Virus magnéticos teledirigidos, el arma definitiva que prueba la ciencia contra los tumores

Los científicos están desarrollando proyectiles microscópicos guiados de forma magnética que pueden inyectarse en la sangre de los pacientes para atacar los tumores de mama o próstata.

 

Los investigadores no cesan en encontrar formas innovadoras y no invasivas para mejorar el pronóstico de los pacientes con cáncer y eliminar células cancerosas.

Pues bien, en este artículo os traemos una nueva e innovadora técnica, que, según informa The Guardian, «los científicos están desarrollando proyectiles microscópicos guiados magnéticamente que pueden inyectarse en la sangre de los pacientes».

El proyecto está dirigido por investigadores de la Universidad de Sheffield (Inglaterra) y se basa en los avances logrados en dos campos médicos de gran importancia: los virus que atacan específicamente a los tumores y las bacterias del suelo que fabrican imanes que utilizan para alinearse en el campo magnético de la Tierra.

«La esencia de este enfoque es sencilla: estamos utilizando bichos como medicamentos», dijo la Dra. Munitta Muthana, una de las principales científicas del proyecto.

Los virus son atacados rápidamente por el sistema inmunitario del organismo, por lo que, los científicos quieren recubrir los virus con partículas magnéticas, de modo que los imanes (fuera del cuerpo del paciente) guían esos virus hacia donde sea necesario.

Los virus que se utilizan en el proceso se conocen como virus oncolíticos. Y es que, cuando una célula cancerosa se infecta con un virus oncolítico, estalla y muere.

Con la tecnología totalmente desarrollada, el equipo de Sheffield trabaja ahora para asegurarse de poder fabricar suministros suficientes para poner en marcha los ensayos clínicos en humanos, poco después de que las pruebas se centraran en modelos animales.

«Estas primeras pruebas han sido muy alentadoras y ahora tenemos que dar los siguientes pasos para llevar esta técnica a un estado en el que se pueda administrar a los seres humanos, esperemos que dentro de unos años», explican.

El equipo que trabaja en el desarrollo de los virus pretende ampliar el abanico de tumores que pueden verse favorecidos por este método. En particular, el cáncer de mama y el de próstata son prioritarios.

Contenido relacionado