• Para evitar pasar malos ratos, es importante tener en cuenta algunas medidas de autocuidado a la hora de acudir a realizar compras, como también conocer los planes que ofrecen los centros comerciales. En este contexto, Plaza Maule Shopping Center entrega algunos consejos útiles que pueden marcar la diferencia para esta fiesta de fin de año.

 Como si fuera una tradición que se repite cada fin de año, muchos chilenos dejan las compras navideñas para último momento, cuando el apuro y las aglomeraciones pueden jugar en contra en términos de seguridad.

Alexis Gómez, gerente de Operaciones de Plaza Maule Shopping Center, afirma que además de los resguardos habituales y adicionales que adoptan los centros comerciales, “nunca está de más aplicar algunas medidas personales para evitar malos ratos en momentos de felicidad, como es la fiesta de Navidad”. Es por ello que aconseja:

  • No dejar objetos de valor al interior y a la vista en el automóvil.
  • Confirmar el correcto cierre de puertas y ventanas del vehículo.
  • Evitar portar grandes cantidades de dinero en efectivo.
  • Acudir acompañado en caso de tener que acudir a alguno de los bancos ubicados en el mall.
  • No perder de vista los implementos personales al momento de realizar compras.
  • Evitar desplazarse con gran cantidad de compras dentro y fuera del mall.

Plan especial

De igual manera, Gómez señala que “como todos los años, en Plaza Maule implementamos un plan especial de seguridad para esta fecha, pues queremos que nuestros clientes se sientan seguros al momento de venir a efectuar sus compras”.

En este sentido, subraya que se duplicó la cantidad de guardias con los que cuenta el mall, con el objetivo de tener mayor cobertura de seguridad en todos los sectores. También se trabaja de manera coordinada con las policías, dotando de una pareja de carabineros que resguarda el interior del centro comercial durante toda la jornada. Además, un vehículo de la PDI se ubica en las afueras del recinto, cumpliendo las mismas labores.

Todo este trabajo de seguridad refuerza el que se hace continuamente durante todo el año. El centro comercial cuenta con más de 170 cámaras, que están situadas en los accesos principales de tiendas y en el exterior. Además, cada tienda cuenta con un botón de pánico, el que, al ser activado inmediatamente luego de ocurrir un robo o una situación de riesgo, permite un rápido actuar del personal de seguridad, logrando una eficiencia de 90% en la recuperación de especies.

Asimismo, 1.000 cámaras monitorean los estacionamientos, pues están dotados de Parking Light, sistema que permite la grabación de cada uno de los vehículos estacionados en el subterráneo del mall, siendo fundamentales para la detección de robos y el oportuno actuar de los guardias.

“Este sistema ha permitido la identificación de vehículos participantes en robos, los que, en caso de querer reingresar al lugar, son seguidos durante todo el tiempo, evitando nuevos hechos delictivos. Gracias a este plan integral, en lo que va del año solo se han registrado 12 hurtos”, afirmó el gerente de Operaciones de Plaza Maule.