Una fuerte demanda está recibiendo Google de parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos:  alegando que el gigante de Internet ha utilizado su «dominio absoluto» sobre las herramientas digitales para sofocar las amenazas a su dominio en el mercado publicitario.

En la demanda, presentada en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Virginia, el Departamento de Justicia dijo que el plan de Google «ha sido simple pero efectivo: (1) neutralizar o eliminar a los competidores de tecnología publicitaria, reales o potenciales, a través de una serie de adquisiciones; y (2) ejercer su dominio en los mercados de publicidad digital para obligar a más editores y anunciantes a usar sus productos mientras interrumpen su capacidad de usar productos competidores de manera efectiva».

El gobierno está buscando la ruptura del negocio publicitario de Google. Eso significa la desinversión de la suite Google Ad Manager, que incluye tanto el servidor de anuncios del editor de Google, DFP, como el intercambio de anuncios de Google, AdX.