• agosto 11, 2023
  • prensatec
  • 0

Tanto en Chile como en el mundo, la industria de la moda ha tenido un fuerte crecimiento en los últimos años, sobre todo por el Fast Fashion, tendencia que ha significado un cambio en el comportamiento de los consumidores que muchas veces prefieren comprar prendas a bajos precios, sin considerar su proceso de fabricación o el daño que provocan al medio ambiente y a la sociedad. En este contexto, actualmente existen muchos desafíos en torno a la industria textil y cómo puede ser sostenible y amigable con el planeta.

Preocupado por el rápido avance de esta tendencia, LG Electronics presentó su campaña Smart Closet que tiene como objetivo fomentar prácticas asociadas al denominado “slow fashion” y también concientizar a la población sobre la importancia de cuidar la ropa, alargar lo más posible su vida útil y aportar a la industria de manera responsable. Por lo mismo, la empresa entrega 5 recomendaciones para tener un clóset consciente: 

1. Cuidado adecuado: Un punto clave es el cuidado que le damos a nuestra ropa en el día a día, desde seguir las instrucciones de lavado y cuidado, hasta cómo se deben colgar o guardar las prendas. De hecho, a veces solo es necesario ventilarlas en vez de meterlas a la lavadora o, en el caso de los jeans, pueden aguantar 2 o 3 usos antes del lavado. También se recomienda reparar cualquier pequeño daño, como botones sueltos o bastas descosidas, para evitar que se dañen.

2. Fomentar la reutilización: Las tiendas de ropa usada cada vez están más de moda y es una excelente manera de alargar la vida útil de distintas prendas, ya que pueden ser usadas por más personas y así evitar que terminen en un vertedero de ropa, como ocurre en el norte de Chile. “Si una persona tiene una prenda que no usa hace más de 6 meses y considera que no la va a usar más, es mejor venderla o donarla para que otra persona le saque provecho. De esta manera, se alarga su vida útil”, destaca la estilista consciente, Daniela Orezzoli.

3. Preferir calidad vs cantidad: Al momento de comprar, es importante hacer un par de preguntas: ¿lo necesito? ¿no tengo nada similar en mi clóset? ¿es de buena calidad y me durará más de una temporada? De esta manera nos aseguramos de adquirir prendas realmente necesarias, versátiles y de alta calidad que durarán varias temporadas. Invertir en calidad reduce la necesidad de reemplazar las prendas con tanta frecuencia y se evita la generación de residuos innecesarios en el clóset.

4. Armar distintos outfits: Muchas veces las personas no le sacan provecho a su ropa, ya sea porque quieren aprovechar una oferta o porque no se acuerdan de lo que tienen en el clóset. “Algo que sirve mucho es armar distintos outfits con la ropa que tenemos. Combinar prendas y anotar las ideas sirve para tener variadas opciones, ya sea para ir al trabajo, salir de cita o simplemente para el día a día. De esta forma, se utiliza prácticamente el 100% de la ropa disponible en el clóset, sin necesidad de comprar más”, explica la profesional.

4. Educar y concientizar: Esto es fundamental para que exista el cambio de mentalidad necesario en la industria y la sociedad en general. Campañas educativas pueden ayudar a los consumidores a comprender el impacto ambiental y social de la moda rápida, además de las ventajas y beneficios del slow fashion.

LG ha asumido un compromiso en promover una industria textil más sostenible, resaltando el uso de ecosistemas como ThinQ, la app que busca simplificar y programar de manera eficiente los ciclos de lavados. Siguiendo estas recomendaciones y adoptando prácticas responsables, todas las personas podrán contribuir a un futuro más sostenible y promover un cambio positivo en la industria de la moda.

Para obtener más información sobre la campaña “Smart Closet” y las recomendaciones de cuidado, puede visitar su sitio web www.lg.com/CL y  sus redes sociales @lg_chile.