Se acabarón las esperas: los nuevos Apple M2 Pro y M2 Max ya están aquí. Estos nuevos procesadores llegan con más núcleos para ofrecer mayor potencia y eficiencia a los nuevos MacBook Pro de Apple.

Los nuevos M2 Pro y M2 Max de Apple ya están aquí y con ellos se han presentado tanto la nueva generación de MacBook Pro como el Mac mini M2. Eso sí, la joya de la corona del día de hoy son estos procesadores que llegan para ofrecer a los usuarios profesionales las herramientas necesarias para realizar tareas complejas a la par que exigentes.

Apple ha puesto toda la carne en el asador y los nuevos procesadores M2 Pro y M2 Max llegan con novedades significativas. En primer lugar, vamos a centrarnos en el M2 Pro ya que se encuentra en un escalón intermedio entre el M2 y el M2 Max por lo que sus características suponen una antesala a nivel de potencia.

El Apple M2 Pro es un procesador que se ha construido utilizando 40.000 millones de transistores de 5 nanómetros lo que supone un aumento del 20% en comparación con el M1 Pro y el doble si lo comparamos con el M2. Integra un ancho de 200 GB/s de memoria unificada que es, de nuevo, el doble que la encontrada en el M2.

Además, cuenta con hasta 32 GB de memoria RAM unificada de baja latencia. En cuanto a la disposición de los núcleos, Apple ofrece una CPU de 10 o 12 núcleos y que se configuran en 8 núcleos de rendimiento junto con cuatro destinados a la eficiencia. En comparación con el M1 Pro de 10 núcleos es un 20% más rápido.

Apple M2 Pro y M2 Max: llegan los nuevos procesadores de Apple

Siguiendo con el M2 Pro, la GPU que ha integrado Apple puede configurarse con hasta 19 núcleos lo que hace que cuente con tres núcleos más que la del M1 Pro. El caché que integra es de nivel 2 y, según la información ofrecida por Apple, esta nueva GPU consigue que los gráficos sean un 30% más veloces que en el M1 Pro.