Los monitores modernos aumentan la tasa de refresco como si no hubiese un mañana, más allá de lo que aprecian nuestros ojos. Windows 11 les va a dar un poco de cariño.

Ya está en mano de los Insiders la actualización de Windows 11 build 23511, que añade dos nuevas características a estos monitores de alto rendimiento, según ha descubierto Neowin.

La primera novedad tiene que ver con el soporte multipantalla. Hasta ahora, si conectabas dos o más monitores a tu PC, debían tener la misma tasa de refresco. En la próxima actualización de Windows 11, cada monitor podrá tener una tasa de refresco diferente.

El segundo estreno está pensado para los portátiles con una pantalla con una elevada tasa de refresco, que no es fija.

A partir de ahora, cuando al portátil le quede poca batería y active el modo ahorro de energía, la tasa de refresco de la pantalla se reducirá automáticamente, hasta que se recargue la batería.

Shares: