Apple acaba de renovar uno de sus dispositivos más queridos y, sobre todo, solicitados por los usuarios. El nuevo HomePod ya está aquí y llega con mejoras sustanciales en cuanto a sonido, inteligencia y compatibilidad. Los de Cupertino no han querido opacar los lanzamientos del día de ayer y han esperado hasta hoy para desvelar este producto.

A nivel de diseño el nuevo HomePod integra una malla acústica sin costuras la cual permite que el sonido la atraviese sin causar ningún tipo de distorsión. En la zona superior se encuentra una superficie táctil retroiluminada que es capaz de iluminar de extremo a extremo. Los colores disponibles son: blanco y medianoche que es un gris oscuro.

La configuración destinada al sonido parte de un altavoz para graves hecho a medida junto con un motor que impulsa un diafragma de 20 milímetros que se complementan con cinco altavoces tweeters con tecnología beamforming destinados a producir los agudos. Además, en el nuevo HomePod se integra un altavoz con sistema de ecualización.

El procesador que se encargará de hacer que todo suene como tiene que sonar, además de añadir funcionalidades inteligentes es el chip S7. Este procesador cuenta con tecnología de detección espacial que permite que el HomePod reconozca el sonido cuando rebota en las diferentes superficies para adaptarlo y mejorar la experiencia sonora.